Iglesia de San Lorenzo Mártir

En el punto más alto del casco antiguo está ubicado un edificio religioso datado en los siglos XV y XVI al que se denomina Iglesia de San Lorenzo Mártir. La construcción de la Iglesia data de la época de los Reyes Católicos a partir de 1490, mientras que la torre se construyó casi un siglo después entre 1570 y 1573.

Esta iglesia por sus características fue declarada BIC (Bien de Interés Cultural) en 1989.

EXTERIORES

Los exteriores de esta Iglesia se caracterizan por estar elaborados en sillares de piedra y pequeños ladrillos que reciben el nombre de mampostería.

Antiguamente las Iglesias se construían hacia el Este que es saliente del sol, en esta cara se ubicaba el Altar Mayor para que estuviera orientado hacia Jerusalén. En las otras tres caras de esta Iglesia encontramos tres vías de acceso porticadas en cuyas puertas se puede apreciar que estas presentan un arco de medio punto. La entrada principal la encontramos justo enfrente del Altar Mayor, actualmente en desuso puesto que tanto la de la cara norte y sur presentan mejor acceso ya que están ubicadas frente a una plazoleta.

En el portal central y el portal sur (derecha), se pueden apreciar dos inscripciones que hacen referencia a mayordomos que podrían haber aportado dinero para la realización de una obra de restauración. Además, en la fachada central de la Iglesia se puede apreciar un rosetón típico de las iglesias góticas. En la entrada norte (izquierda) se puede apreciar inscritos en la fachada tres símbolos: un pez, un pan y una cruz, estos están relacionados con el Evangelio la representación de la multiplicación de los panes y los peces.

En el exterior también podemos apreciar una torre-campanario de 30 de longitud dividida en 4 secciones. Esta torre en su cara frontal encontramos un salidizo, de donde pendían las pesas del reloj, con su doble cronometración del tiempo: solar y mecánico. A la derecha del saledizo podemos apreciar el escudo del propio D. Diego Ponce de León, Obispo de Plasencia cuando se realizó la construcción de la torre. En la pequeña ménsula, situada inmediatamente encima del escudo, está esculpida la fecha de construcción de la torre. Además, en su cima presenta una cruz de pequeñas dimensiones puesta en honor a las víctimas de la Serrana de la Vera.

INTERIOR
Nada más entrar lo primero que puede llamar la atención es su amplitud. No obstante, todo el interior presenta curiosidad.

En primer lugar, la regla consagrada era enterrar a los fallecidos en las iglesias pues estos quedaban bajo la protección directa de Dios. Por este motivo, fue el cementerio del pueblo pudiéndose apreciar en la actualidad en las losas de piedra que forman el suelo. No sería hasta 1787 cuando los cementerios, por una orden de Carlos III, deben salir de las iglesias por peligro sanitario.

El interior del templo presenta una planta rectangular cuyo cuerpo se encuentra dividido en tres naves separadas mediante columnas. En la cabecera o el Altar Mayor se encuentra un retablo dorado datado del siglo XVII en cuya franja central se puede apreciar una imagen de San Lorenzo portando una parrilla haciendo honor al nombre de la Parroquia.

En el techo de la cabecera también se puede apreciar una cúpula elaborada en ladrillos cuyo peso recae en pechinas que se apoyan sobre los muros interiores del templo.

Otros datos del interior de este templo son:

  • Presenta otros dos retablos a izquierda y derecha en los cuales se pueden apreciar imágenes de santos o pasajes de la biblia como la Visita de María a su prima Santa Isabel. Datados del siglo XVII, típicos del Barroco, en los cuales es necesario destacar la gran belleza de los retablos por su función didáctica y moralizante.
  • Al fondo, en la parte derecha se encuentra el baptisterio donde se puede apreciar una pila bautismal de grandes dimensiones que según la tradición se dice que fue elaborada a partir de la piedra que cubría la Cueva de la Serrana de la Vera.
  • En su segundo piso o coro, se encuentran la entrada a un pequeño museo de arte sagrado, un órgano barroco elaborado en 1766, restaurado en 1984, que sigue sonando hasta día de hoy y, la puerta de entrada a los pisos superiores de la torre.
error: El contenido de esta web esta protegido bajo derechos de autor.